miércoles, 8 de noviembre de 2017

Sean Santos porque yo soy Santo.

Ser santo para el Creador no es opcional

Es importante definir palabras, de esta manera hay menor posibilidades de equivocarnos al interpretar la Escritura. La Palabra Santo en hebreo se dice "Qadosh" y significa literalmente "Apartado" desde el punto de vista de Dios, algo santo es algo apartado para un uso honroso.  

Todas las cosas que fueron creadas eran santas, porque Dios podía caminar en medio del huerto sin que nada cayera muerto, y es que la santidad es peligrosa para nosotros, porque Dios es fuego consumidor (Heb 12:29), en el momento de la caída, todo se convirtió en común y Dios se alejó de nosotros para que no muriéramos al instante en su presencia, todas las cosas naturalmente que salieron del huerto son entonces comunes.

Lo común puede ser limpio, o inmundo, Dios hizo la distinción, no la hacemos nosotros, nadie puede orar y convertir algo inmundo en limpio, porque el Creador es quien hace la distinción no nosotros, Él determinó por ejemplo que ciertos animales fueran limpios, apropiados para comer y para el sacrificio y hizo otros inmundos que no son comida y nunca, por ninguna circunstancia pueden ser usados para el sacrificio.

Hageo 2:12-14 "Si alguno lleva carne consagrada en la falda de su vestidura, y toca con su falda pan, alimento cocido, vino, aceite o cualquier otro alimento, ¿quedará éste consagrado?' Y los sacerdotes respondieron, y dijeron: No. Y dijo Hageo: Si alguno, inmundo por el contacto con un cadáver, toca cualquiera de estas cosas, ¿quedará inmunda? Respondieron los sacerdotes, y dijeron: Quedará inmunda. Entonces volvió a hablar Hageo y dijo: ``Así es este pueblo y así es esta nación delante de mí declara el SEÑOR/YHWH ``y así es toda obra de sus manos; y lo que aquí ofrecen, inmundo es.…"
Desde Génesis vemos a Noé separando:
Génesis 8:20 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.
Nuestro Dios espera de nosotros nada menos que santidad, porque Él es Santo, y al habernos salvado por medio de Cristo, nos apartó para él, lo santo puede profanarse, lo limpio ensuciarse y dejar de ser apropiado para la adoración. No permitas que algo temporal, te descalifique para adorar, y apague el Espíritu.


Si tomas tiempo para leer el libro de Levitico (que comúnmente evadimos), observarás que el propósito del libro es explicar lo que significa la santidad, y cuán importante era mantenerse limpio, y en particular el sacerdocio, debido a que servían a Dios en el templo, si no estaban limpios contaminaban todo lo que tocaban, y su trabajo era muy importante porque presentaban delante de Dios el sacrificio del pueblo.  Ahora no hay Templo en Jerusalén , pero nosotros somos Templo del Espíritu Santo (1 Cor 6:19), ahora no hay Arca del Pacto, pero si nuestro corazón ya ha sido circuncidado por Dios (Dt 30; Rom 2) entonces ha sido grabado con su ley (Jer 31:31-33; Ez 36:23-27), ya no hay sacerdocio por el orden de Aarón, pero sí hay según el orden de Melquisedec (Heb 7-9).  ¿Piensas que podemos tomar a la ligera lo que para Dios es tan importante?

Éxodo 19:6 Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel.
1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
Apocalipsis 1:6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.
Hebreos 12:12-15 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado. Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;
El Apóstol Pedro hace esta exhortación, nos llama a la santidad, porque es la evidencia de que conocemos al Gran Yo Soy y le servimos:

1 Pedro 1:15 "sino que así como aquel que os llamó es santo, así también sed vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO. 17Y si invocáis como Padre a aquel que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor durante el tiempo de vuestra peregrinación;…" 
¿Dónde está escrito "sed santos porque yo soy santo"? Te lo muestro:
Levítico 11:44``Porque yo soy el SEÑOR vuestro Dios. Por tanto, consagraos y sed santos, porque yo soy santo. No os contaminéis, pues, con ningún animal que se arrastra sobre la tierra.
 Levítico 19:2"Habla a toda la congregación de los hijos de Israel y diles: ``Seréis santos porque yo, el SEÑOR vuestro Dios, soy santo."
Levítico 20:7``Santificaos, pues, y sed santos, porque yo soy el SEÑOR vuestro Dios. "
Te animo a leer el contexto de cada versículo.

Dios no cambia, Sí no hay diferencia entre tu vida y la del mundo, entonces eres común y no santo.
#OidoresYHacedoresDeLaPalabra


jueves, 13 de julio de 2017

¿Podemos guardar todos los mandamientos?

Antes de responder a esta pregunta, quisiera hacerte otras.

¿Dios espera que guardemos sus mandamientos?
¿Los mandamientos de Dios son muy difíciles de obedecer?
¿Cuántas leyes guardamos como ciudadanos de nuestros países?
¿Esperamos ser buenos ciudadanos en el Reino de Cristo?

La respuesta a la primera pregunta es un rotundo SÍ, y te lo demuestro en ambos lados del texto bíblico:
Éxodo 16:28 Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?
El contexto de este pasaje suele pasarse por alto, no es hasta Éxodo 20 que encontramos los 10 mandamientos y el resto de los preceptos y leyes expresados por boca misma de Dios y grabados en piedra, ¿cuáles mandamientos y leyes quiere Dios que Israel guarde, si todavía no se los da?

El mandamiento que Israel estaba quebrantando en el capítulo 16 de Éxodo es con respecto al Día de Reposo, no debían recoger Maná el día de reposo, debían guardar un poco más el sexto día, para que el séptimo comieran, algunos salían a recoger el séptimo día y no había, y otros guardaban cuando no debían y se agusanaba, así que Dios está esperando que guarden el día de reposo, cuando todavía las tablas de piedra no han descendido del Sinaí, ¿sorprendido? quizás es la razón por la que Dios dice "acuérdate del Día de reposos para santificarlo", así que puedes poner en duda la división teológica en dispensaciones de la historia bíblica, porque la "dispensación de la ley" no comenzó en el Sinaí.

Así que pon atención, las leyes de Dios existen desde el principio, porque Dios no cambia, es por eso que podemos encontrar que Abraham guardó los mandamientos de Dios, en Génesis:
Génesis 26: por cuanto oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes.
¿Qué mandamientos guardó Abraham, si todavía no llegamos al Sinaí?  La respuesta nuevamente es, los mismo de siempre, los que Dios nos dio desde el principio.


1 Juan 2:Hermanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio. 

"Desde el principio", desde "Bereshyt" ese es el nombre del primer libro de la Biblia que conocemos como Génesis, "Bereshyt" es la primera palabra de la Biblia en hebreo y significa "En el principio".  

Dios no cambia y espera que su pueblo, los que se hacen llamar sus hijos guarden sus mandamientos, observa:

Deuteronomio 5:29 !Quién diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre!
El Padre espera que guardemos sus mandamientos, ¿y su Hijo?, algunos dicen que no, que vino a cambiar las reglas y a poner su nueva lista de mandamientos, más fáciles, porque los primeros eran muy difíciles. ¿es eso verdad?

Juan 14:15  Si me amáis, guardad mis mandamientos. 

Bueno, me dirán, sí hay que guardar sus mandamientos, pero no espera que guardemos lo que Dios le dio a Moisés, mi respuesta siempre es... "sigan leyendo"

Juan 14:24  El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió
Juan 15:10  Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. 

La Palabra del Mesías no es la suya, es la del Padre, los mandamientos que guardó fueron los del Padre, así que no hay una lista nueva, y si decimos que le conocemos esto es lo que dice Juan debemos hacer:

1Jn 2:4-6  El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 

¿Cómo anduvo nuestro Mesías? Sin pecado, y la definición de pecado, ¿dónde la encuentro? "sigue leyendo..."

1Jn 3:4  Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 

Entonces ¿espera Dios que guardemos sus mandamientos? Sí, antes de Moisés, durante el tiempo de Moisés, después de Moisés, antes de Cristo y después de Cristo. Sí, eso dice la Biblia.

¿Los mandamientos de Dios son muy difíciles?

Esta pregunta surge con mucha frecuencia, después de responder la primera, sí, Dios espera que guardemos sus mandamientos, pero nadie puede hacer eso me dicen, "es muy difícil, Jesús los cumplió por nosotros".  Bueno, si eso fuera así, no diría una y otra vez, "arrepiéntanse y no pequen más", ¿cómo dejas de pecar? obedeciendo sus mandamientos.

La Biblia no dice que no podemos obedecer porque los mandamientos sean muy difíciles, dice que somos muy rebeldes, de hecho dice que no son difíciles de obedecer:

Deu 30:11-16  Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.  No está en el cielo, para que digas: ¿Quién subirá por nosotros al cielo, y nos lo traerá y nos lo hará oír para que lo cumplamos?   Ni está al otro lado del mar, para que digas: ¿Quién pasará por nosotros el mar, para que nos lo traiga y nos lo haga oír, a fin de que lo cumplamos?   Porque muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas.  Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal;  porque yo te mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. 

Y Pablo cita este pasaje, confirmando que no son difíciles obedecer:

Rom 10:5-8  Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas.  Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? (esto es, para traer abajo a Cristo); o, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos). Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 

Finalmente Juan dice de los mandamientos:
1Jn 5:3  Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos. 

Entonces ambos lados del texto bíblico confirman esta verdad, guardar los mandamientos no es tarea difícil, ese no es problema, es nuestro corazón rebelde el que no quiere.

Ahora hagamos una pausa, antes que le des clic a la "X" de arriba y cierres la página, porque la disonancia cognitiva que te produce esta idea es insoportable, ¡calma!, déjame preguntarte ¿cuántas leyes tienes que guardar como ciudadano de tu país? Yo vivo en México y estuve investigando, nadie las ha contado, pero entre leyes penales, laborales, mercantiles, aduanales, de tránsito, internacionales y uno que otro código civil, algunos piensan que son cerca de 4 millones de leyes, que como mexicana debo obedecer para ser considerada una buena ciudadana.

Si obedezco estas leyes en mi país, no me meto en ningún problema, puedo circular libremente por las calles de mi país, sin temor, y puedo ir a dormir como bebé tranquilamente, porque nadie me acusa.

Si esto es así en el mundo físico, ¿cómo esperamos ser buenos ciudadanos del Reino de los cielos?  los ciudadanos del Reino, deben vivir bajo un código que en definitiva es superior al de los hombres, que trae otros beneficios, físicos y espirituales y demuestran además que amamos a Dios. La ley de Dios, sus instrucciones, nos entrenan en amor, así de simple:

Deu 6:5-6  Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 

Entonces respondamos la pregunta que abrió esta publicación ¿Podemos guardar todos los mandamientos? ¿Espera Dios que guardemos los 613 mandamientos contenidos en el Antiguo Testamento y los 1050 mandamientos en el Nuevo Testamento? (Sí, hay más mandamientos en el Nuevo Testamento que en el Antiguo),

De la misma manera como no tienes que obedecer todas las leyes de tránsito si no tienes auto, Dios no espera que observes todos los mandamientos, por la simple razón, de que tendrías al mismo tiempo que ser levita, sacerdote, hombre, mujer, campesino, rey, siervo y amo.  Nadie cumple al mismo tiempo con estos requisitos, Jesús mismo, no tuvo que observar todos los mandamientos, y no cometió pecado, porque el no era levita, no tenía que observar los mandamientos exclusivos de los levitas, porque no era mujer no tuvo que guardar los mandamientos para las mujeres.

No habiendo templo en Jerusalén ni sacerdocio en funciones, no se espera que haya sistema sacrificial en actividades, y no se te demanda que sacrifiques corderos en tu jardín trasero, porque estarías transgrediendo la ley, sólo hay un lugar en el planeta donde se pueden realizar sacrificios, y se requiere de un templo para tal efecto, de un sacerdocio, y condiciones de purificación que por el momento no existen.

Tampoco vamos a apedrear adúlteros o hijos rebeldes, no porque esté permitido cometer estos pecados, sino porque para poder aplicar de manera judicial la consecuencia por estos delitos, tendríamos que estar en Israel, tendría que haber sanedrín, y nuestra constitución debería ser la Biblia, así que no, no podemos apedrear a nadie.

Pero hay otro grupo de instrucciones que sí podemos guardar, que podemos y debemos guardar todo en la medida que nos sea posible.

Jesús no vino a abolir la ley y los profetas (Mt. 5:17), de hecho vino a enseñarnos que la forma correcta de guardar los mandamientos no es exteriormente, sino desde el corazón, es bueno que no te metas en la cama del vecino y no cometas adulterio, pero no es suficiente, el adulterio se genera en el corazón de donde nacen nuestras maldades, así que el adulterio lo detienes desde tus ojos, y Jesús lo lleva al extremo, porque no te va a pedir que apedrees a los adúlteros, te va a pedir que te saques tus propios ojos, si te son ocasión de caer (Mt. 5:29).

Ahora no te estoy diciendo que para ser salvo hay que guardar los mandamientos, no lo dije, y no lo dice la Escritura, lo que dice es que si lo amas, si dices que tienes una relación con Cristo, y habiéndote arrepentido de tus pecados, has sido lavado y regenerado, entonces guardas sus mandamientos, no puedes decir que sigues a un Dios santo y vives como profano.

Lee tu Biblia, y aprende que las instrucciones de Dios, lo que llamamos sus leyes son justas, buenas y santas.

Rom 7:12  De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.



miércoles, 24 de mayo de 2017

Leyes morales y leyes ceremoniales

¿Quién decide qué hemos de obedecer?

1 Juan 5: 2 En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3 Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.

De acuerdo a la Escritura no somos salvos por obedecer los mandamientos, nadie, nunca en la historia bíblica, se salvó obedeciendo los mandamientos de Dios, pero la evidencia de haber sido rescatado de la esclavitud del pecado, la evidencia de la fe verdadera, siempre ha sido obediencia a la Palabra de Dios. (Hebreos 11)

Hebreos 11:7 Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

La Biblia nunca dice que no podemos obedecer los mandamientos y por eso Dios mandó a Jesús, no dice que los mandamientos son difíciles de obedecer, al contrario dice que no son difíciles, (Deut 30, Rom 10, 1 Jn 5), el problema no es su dificultad sino nuestra rebeldía, el sistema sacrificial existe desde Génesis, esa es la gracia de Dios desde el principio, debido a que Dios es justo, y alguien tiene que pagar, el sacrificio de un animal inocente como sustituto del pecador, fue su plan desde la caída del hombre.

Deuteronomio 30:11 Porque este mandamiento que yo te ordeno hoy no es demasiado difícil para ti, ni está lejos.

Si el pecado es transgresión de la ley de Dios, (1 Jn 3:4), entonces lo opuesto al pecado es obediencia a la ley de Dios, la Biblia lo llama justicia (Dt 6:25), y la definición bíblica de amor a Dios, es guardar sus mandamientos (Dt 10:12-20; Jn 14:21; Jn 15:10; 1 Jn 5:2-3). Así que no guardamos los mandamiento para ser salvos, sino que los guardamos porque somos salvos, porque fuimos creados para andar en esas buenas obras (Efesios 2:8-10) y porque amamos a Dios.

Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Algunos teólogos decidieron ponerle etiquetas a la ley de Dios, y entonces a ciertos mandamientos les llaman "la ley moral de Dios", y al resto de los mandamientos le pusieron motes, como "La ley ceremonial" y "Las leyes dietéticas", y "Las leyes civiles", bueno, primero tenemos que aceptar que tales etiquetas no existen en la Biblia, no están allí, y decir que unas leyes son morales y otras no, es una falacia, sino una blasfemia.

El término moral, es un adjetivo que significa, "bueno", "correcto" o "apropiado", si algunas leyes de Dios son morales, y otras no lo son sólo hay dos posibilidades, o son "amorales" o son "inmorales", si son amorales diríamos que algunas leyes de Dios no son justas, no tienen bondad, o no son apropiadas, lo cual no es posible (Rom 7:12; Sal. 119; Sal 19), si decimos que son inmorales, entonces son injustas, malas e inapropiadas, así que o todas las leyes de Dios son morales o tenemos una contradicción con el carácter de Dios, quien entregó a Moisés todas las leyes, no las inventó Moisés, Dios las escribió, 10 de ellas con su dedo, y le dictó a Moisés el resto, (Ex 34:1; Ex 32:16; Ex 24:3-4).

Éxodo 31:1 Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste.

¿Quién decide cuáles son morales y cuáles ceremoniales?


Cualquier cristiano en su sano juicio dirá que los 10 mandamientos están vigentes hasta el día de hoy, y dirán que entran en la categoría de "leyes morales", excepto el cuarto mandamiento, porque alguien decidió que es parte de las leyes ceremoniales y no es ley moral, por lo tanto podemos evitar ese extraño mandamiento de descansar, porque alguien le puso un título que no existe en la Escritura.

Este tratamiento arbitrario de la Escritura ha producido una verdadera esquizofrenia en el cristianismo, porque algunos cristianos se rasgarán las vestiduras si algún pastor progresista casa homosexuales, diciendo que están desobedeciendo los mandamientos de Dios, y los otros dirán que son leyes que están abrogadas y clavadas en la cruz (aunque no es lo que Pablo quiso decir), o no están en la lista de "leyes morales", y por otro lado si un cristiano quiere guardar las leyes dietéticas o el día de reposo, será tratado como judaizante, legalista y caído de la gracia, aunque sólo quiere obedecer a Dios, porque sabe que sus mandamientos son bueno, todos ellos.

Por otro lado ¿Qué hacemos con pasajes como Hechos 15, donde las primeras instrucciones para los gentiles que vienen a la fe de Abraham, Isaac y Jacob, son dejar la idolatría, la fornicación y dos leyes dietéticas: no comer animales ahogados y sangre, si las leyes dietéticas están abrogadas porque están en la lista de leyes ceremoniales, ¿qué hacen en la lista de las primeras cosas que han de practicar los nuevos creyentes?

Hechos 15:19 Por lo cual yo juzgo que no se inquiete a los gentiles que se convierten a Dios, 20 sino que se les escriba que se aparten de las contaminaciones de los ídolos, de fornicación, de ahogado y de sangre.

Y luego el mismo pasaje dice que el resto de los mandamientos o la ley de Moisés la aprenderán los gentiles en la Sinagoga, cada día de reposo.

Hechos 15:21 Porque Moisés desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada día de reposo.

¿Seguiremos buscando pretextos teológicos para no obedecer a Dios y finalmente para no amarlo? o empezamos a ser honestos con nuestras doctrinas contradictorias, no estar bajo la ley, no significa que no tenemos que obedecer la ley de Dios, significa que no estamos bajo la cláusula de la ley que nos maldice (Dt 28), porque nuestro Mesías, pagó el precio por nuestra rebeldía, pero la gracia no es permiso después de ser salvos para pecar, es poder de Dios para vivir en justicia (Gal 5; Rom 6), y finalmente de eso se trata el nuevo pacto, de que la ley de Dios ya no esté grabada en piedra, sino en las tablas de nuestro corazón (Jer 31:27-33).

Romanos 6:1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? 2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

Jeremías 31:33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

¿Podemos guardar todos los mandamientos? Me reservo la respuesta para la siguiente entrada.


Isaías 48:17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir. 18 !!Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar.

domingo, 16 de abril de 2017

Citas Divinas (1) - El principio del año bíblico y ¿quién cambió el cale...


¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA "FIESTA" EN LA BIBLIA?
La palabra fiesta es traducida de la palabra hebrea “mo'ed”, como está escrito: "Habla a los hijos de Israel, y diles: las fiestas solemnes (mo'ed) de Jehová...". La palabra mo'ed significa "una cita, un tiempo señalado, un ciclo o año, una asamblea, un tiempo determinado, un tiempo preciso".  Dios está precisando "un tiempo determinado o un tiempo señalado" en el cual Él está haciendo una cita con la humanidad para cumplir ciertos aspectos de la redención. De hecho, Jesús  vino a la tierra exactamente a la hora determinada por Dios (Gálatas 4:2,4), y Dios ha planeado el tiempo preciso en el futuro en el que juzgará al mundo (Hechos 17:31).

El Seños ordenó al pueblo de Israel que celebraran cada año 7 fiestas, estas fiestas son: La fiesta de pascua (Pesaj) la fiesta de los panes sin levadura (Jah Ha Matza), la fiesta de las primicias (Yom Habikurim), la fiesta de las semanas o Pentecostés (Shavuot), la fiesta del perdón (Yom Kippur), la fiesta de las trompetas (Yom Teruáh) y la fiesta de los tabernáculos (Sukot),

Pablo nos explica el propósito de las fiestas: Col 2:16-17  “Así que nadie los juzgue a ustedes por lo que comen o beben, o con respecto a días de fiesta religiosa, de luna nueva o de reposo. Todo esto es una sombra de las cosas que están por venir; la realidad se halla en Cristo.”

Las citas que Dios estableció con su pueblo, son una sombra de lo que ha de venir, Cristo vino en las fiestas de primavera y regresará en las fiestas de otoño.

PRINCIPIO DEL AÑO

La Palabra de Dios, nos dice en el libro de Éxodo 12:2
“Este mes marcará para ustedes el comienzo de los meses; será el primero de los meses del año”.  
En otras versiones dice:
“Este mes será para ustedes el más importante” (Biblia al Día);
“Este mes será el principal” (Palabra de Dios para Todos);
“Este mes os será el principio de los meses” (Reina Valera).
Y todas afirman que “será el primer mes del año”.

Esta es la única cita bíblica en que se registra el inicio del Año Religioso o Cultual, conforme a lo que Dios estableció para Sus hijos. Aquí se refiere al mes de Abib (según el calendario cananeo; ver Éxodo 13:4; 23:15; 34:18 y Deuteronomio 16:1) o de Nisán (según el calendario babilónico; ver Nehemías 2:1; Ester 3:7).

La Biblia indica que el primer mes del año coincide con la primera luna nueva después de que la cebada esté madura. Es decir, después de que la cebada en Israel alcance la fase de su madurez (llamada Abib). El periodo entre un año y el siguiente es 12 o 13 meses lunares. Debido a esto, es importante verificar el estado de la cebada a segar, al final del 12º mes. Si la cebada está Abib (madura), entonces la siguiente Luna Nueva es “Jodésh Ha-Abib” (Luna Nueva de Abib). Si la cebada todavía está inmadura, se debe esperar otro mes y entonces se debe comprobar de nuevo el estado de la cebada al final del 13º mes.

En los versículos arriba mencionados, el Creador hace énfasis en el acontecimiento de la salida del pueblo de la esclavitud en Egipto; en otras palabras, es un memorial del momento del cambio de Su pueblo, de esclavitud a libertad, un nuevo inicio. Y este es el principal motivo de la celebración de la Pascua (Pésaj), el día 15 del mes de Nisan (Éxodo 12:2; 13:4; 23:15).

 La palabra Nisán también insinúa el concepto de primavera, pues es similar a la palabra hebrea “nitzái? —capullo—, como se menciona en el versículo: Los capullos han aparecido en la tierra (Cantar de los Cantares 2:12).

No es de extrañarse que si Dios puso las estrellas y las constelaciones como señales en los cielos para sus Citas Divinas, (por supuesto el enemigo se robó esta información  para que los hombre temieran y adoraran las estrellas y no al Creador Is. 47:13)) entonces la constelación de Aries o el Cordero es la que estaba asociada a la primavera en muchas de las culturas de Mesopotamia. Antiguamente el año astronómico empezaba en un lugar de la constelación llamado punto Aries en el Carnero.

Otra curiosidad es que esta constelación está asociada con Israel, y la Tribu a la que le corresponde este este mes es Judá el líder real, del cual descienden los monarcas de Israel. El sacrificio que se ofrendaba en Pascua en el Templo de Jerusalem, era un cordero que refleja el signo de Aries, que en hebreo es Nisan o Abib. La Biblia confirma una Dios puso las constelaciones en el cielo para contar su historia (Job 38:31-33; Sal. 19:1; 

Abib indica una fase en el desarrollo de la cosecha de la cebada. Esto se ve claramente al analizar Éxodo 9:31-32, qué describe la devastación causada por la plaga de granizo: “Ahora, el lino y la cebada estaban arruinados, porque la cebada estaba en la espiga (en “Abib”, o sea que estaba ya espigada) y el lino estaba en brote (en “Giv’ol”, o sea que estaba en caña); pero el trigo y el centeno no fueron afectados, porque maduran tarde” (se encontraban “Afilot”, o sea que eran frutos tardíos).

El mes del Abib o Nisan es el mes que comienza después de que la cebada haya alcanzado la fase de madurez. Luego, dos o tres semanas más tarde, después del comienzo del mes, la cebada ha superado la fase de Abib y está lista para ser traída como la “ofrenda de la gavilla mecida” (Janafat JaOmer), como lo establece Levítico 23:10-11: “Habla a los hijos de Israel y diles: "Cuando entréis en la tierra que yo os daré, y seguéis su mies, entonces traeréis al sacerdote una gavilla de las primicias de vuestra cosecha. Y él mecerá la gavilla delante del SEÑOR, a fin de que seáis aceptados; el día siguiente al día de reposo el sacerdote la mecerá.”

En este año del 2017 (según el calendario gregoriano), el día 28 de marzo corresponde al 1 de Nisán o Abib, fecha en que se inicia el Nuevo Año Cultual o Bíblico. Eso significa que el día 11 de abril, corresponde al 15 de Abib o Nisán, fecha en que se celebra La Pascua (Pesaj). Por lo tanto, a la caída del sol del día 10 de abril, celebraremos la “Cena Memorial de Pascua”.

Es muy importante para nosotros los creyentes conocer y realizar esta celebración, pues es la base del propósito de Dios para la humanidad. En esta ocasión, Jesús el Mesías, se declaró el Cordero de Pascua que se entregó por nosotros, para la expiación de nuestras faltas.

De acuerdo a lo que establece la Biblia en Éxodo 12:2, Nisán, también fue principio de estos eventos:

Principio del Año – (Éxodo 12:1-2)
Día en que se dedicó el Tabernáculo – (Éxodo 40:1-2; 17)
Principio de la Celebración de la Pascua en la salida de Egipto – (Éxodo 12:11-28)
Memorial especial del cumplimiento profético de la Venida de Jesús el Mesías - (Mat. 26:2  Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.)

 La Escritura nos enseña que Israel pasó de esclavitud a libertad en la noche de la primera pascua, el mes de Abib o Nisan, representa un nuevo comienzo, y esa noche cuando el cordero fue sacrificado y su sangre derramada en los dinteles de las casas, es una sombra de la sangre derramada en los dinteles de la cruz, la puerta por donde todo aquel que cree puede pasar de esclavitud a libertad:

Jua 8:34-36  “Jesús les respondió: En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es esclavo del pecado; y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí permanece para siempre. Así que, si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres.”

Leer también Romanos 6, Tito 3:3

POR QuÉ ENTONCES ENERO HORA ES PRINCIPIO DEL AÑO

Estaba profetizado que un rey, del mismo imperio (cuarta bestia) que le quitaría la vida al Mesías, cambiaría el calendario de Dios y las leyes de Dios.  Dan 7:25  "Y él proferirá palabras contra el Altísimo y afligirá a los santos del Altísimo, e intentará cambiar los tiempos y la ley; y le serán entregados en sus manos por un tiempo, por tiempos y por medio tiempo. 

El calendario juliano, introducido por Julio César en el año 46 a.C. , resultó de una reforma del calendario romano, después el papa Gregorio XIII, vino a sustituir en 1582 al calendario juliano, utilizado desde Julio César. El papa promulgó el uso de este calendario por medio de la bula Inter Gravissimas.

El calendario gregoriano, colocó el mes de Janus o January o Enero como el primero del año, hasta 1582, marzo había sido principio del año desde la creación (al iniciar la primavera). Por eso Octubre, Noviembre y Diciembre, eran los meses ocho, nueve y diez, obviamente enero era el décimo primero y febrero el décimo segundo.

En mes de enero, se dedicó al dios Jano quien era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por eso le fue consagrado el primer mes del año del Calendario Romano (que en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a Enero). Como dios de los comienzos, se lo invocaba públicamente el primer día de enero (Ianuarius). Los romanos creían que Jano (Janus en latín) era el dios que cuidaba las puertas del cielo y de la tierra, por eso lo pintaba sosteniendo en su mano derecha una gran llave con la que puede cerrar la puerta del viejo año y abrir las puertas del nuevo.

Frente a las grandes puertas del templo edificado a su nombre, los romanos se divertían, se alegraban y hacían grandes procesiones en su honor. También se intercambiaban regalos entre los amigos. La celebración pagana del "año nuevo" es verdaderamente un banquete o fiesta en honor del ídolo pagano Janus.  "Guárdate de que no caigas en la trampa siguiendo su ejemplo, después que hayan sido destruidas delante de ti. No indagues acerca de sus dioses, diciendo: '¿De qué manera rendían culto estas naciones a sus dioses para que yo también haga lo mismo?” Dt. 12:30.

lunes, 3 de abril de 2017

La levadura de los Fariseos, Saduceos y la de Herodes

¿Qué es la levadura según nuestro Mesías?

En la fiesta de Pascua y Panes sin Levadura, el Señor instruyó a Israel a sacar la levadura de sus casas, previo a la fiesta, y luego la instrucción era comer panes sin levadura por 7 días (Lev 23).
Éxodo 12:15-16 "Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel. El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación; ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que preparéis lo que cada cual haya de comer."
La levadura o Jametz, en hebreo, es el proceso que hace fermentar a ciertos granos cuando se los mezcla con agua.
Los hijos de Israel la noche antes de salir de Egipto, tomaron la masa antes que se leudara, ya que saldrían de Egipto apresuradamente. No había tiempo para que la levadura hiciera efecto en la masa (Éxodo 12:34,39). Pero Dios siempre nos enseña algo en el plano físico para aplicarlo en el plano espiritual, como creyentes, debemos huir de los caminos y las filosofías del mundo que son contrarias a la Escritura. El Apóstol Pablo lo explicó así:
1 Cor. 5:7-8 "Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad".

Se acerca la fiesta de Pascua y hemos de celebrarla como un memorial, de nuestra salida de Egipto, de la esclavitud del pecado, a la libertad y vida por medio de Cristo, pero una de las instrucciones de la fiesta es sacar la levadura, ¿qué es la levadura espiritual? La respuesta simple es: la maldad.
Marcos 8:15 "Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes."
Mateo 16: 5-12 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. 

Ahora Jesús además nos instruyó a evitar la levadura de los fariseos, de los saduceos y la de Herodes, ¿cuál es esta levadura?

Levadura de los Fariseos

La levadura de los fariseos, eran sus tradiciones y mandamientos de hombres que habían puesto por encima de los mandamientos de Dios, este es el contexto de esta instrucción (lee el capítulo 7 de Marcos:
Marcos 7:8-9 "Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición".
Ellos decían honrar a Dios, pero su corazón estaba lejos de Dios, estaban cómodos en su religión, llena de costumbres inventadas por los líderes religiosos, que ponían cargas pesadas sobre los hombres, y los alejaban de los mandamientos sencillos y fáciles de obedecer, en ninguna parte de la Biblia vas a encontrar un mandamiento que ordene lavarse las manos ceremonialmente antes de comer pan, o que no puedes cargar tu lecho en día de reposo, o sanar o hacer lodo en día de reposo, todos esos son mandamientos de hombres, no mandamientos de Dios.
1 Jn 5:3 "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos."
Los fariseos además eran hipócritas, porque conociendo el mandamiento de Dios, no lo obedecían (Mt. 23:1-12) y estaban entre muchas cosas espiritualmente muertos (Mt. 23:27-28). Entonces la levadura de los fariseos, es añadir a la Palabra de Dios mandamientos y tradiciones de hombres, y ser solamente oidor de la Palabra, pero no hacedor de ella y esto es pecado o maldad porque la Palabra de Dios prohíbe añadir o quitar algo al mandamiento divino:
Dt. 4:2 “No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno”.

Levadura de los Saduceos

Mateo 16: 5-12 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan? ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis? ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis?  ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.
Jesús llamó a sus discípulos también a guardarse de la levadura de los Saduceos, históricamente los saduceos eran la secta dominante en el tiempo de Jesús, eran la mayoría del Sanhedrín, y controlaban el templo, eran un grupo descendiente de los Macabeos, que había tomado a la fuerza el gobierno de Israel, eran aliados de los romanos, la élite política, económica y religiosa dominante. 

Para conocer la historia de los saduceos hay que retornarse al año 175 a.C. cuando Alejandro MAgno conquistó Judea esta quedó bajo el contro Helenístico, cuando los griegos pusieron una estatua de un dios griego en la ciudad de Modim, los Asmoneos se levantaron en armas, en una guerra que duró 33 años, y en el año 142 a.C. Judea se declaró independiente del poder griego, y rededicaron el templo de Jerusalén, lo que dio origen a la fiesta de las luces o Januka.

Los Asmoneos o Macabeos, entraron en Jerusalén y los sacerdotes del templo declararon, tenemos que buscar un rey de la casa de David, los Macabeos no eran descendientes de David, pero dijeron, "nosotros luchamos 33 años por el pueblo, ahora ¿no podemos reinar?", así que cambiaron el sacerdocio levítico e impusieron rey en Israel de su familia.  Este es el contexto histórico de esta secta, ahora entenderás por qué el sacerdocio estaba tan corrompido en el tiempo de Jesús, y por qué habían dos Sumos Sacerdotes ese año, cuando sólo puede haber uno.

Ahora, espiritualmente además de ser usurpadores y corruptos tenían otros problemas:
Mateo 16:1  "Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo".Mateo 16:4 "La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue". 
Los saduceos incrédulos demandaban señal, esto es maldad, porque los bienventurados son los que sin ver creen (Jn. 20:29). Cuídate de no estar esperando señales del cielo, de ser los que necesitan milagros para confiar, porque entonces la levadura de los saduceos corromperá tu alma.

Marcos 12:18-24 "Entonces vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, diciendo: Maestro, Moisés nos escribió que si el hermano de alguno muriere y dejare esposa, pero no dejare hijos, que su hermano se case con ella, y levante descendencia a su hermano. Hubo siete hermanos; el primero tomó esposa, y murió sin dejar descendencia.  Y el segundo se casó con ella, y murió, y tampoco dejó descendencia; y el tercero, de la misma manera. Y así los siete, y no dejaron descendencia; y después de todos murió también la mujer. En la resurrección, pues, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será ella mujer, ya que los siete la tuvieron por mujer? Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?" 
 La levadura de los saduceos incluye además ignorancia de las Escrituras (y eso desde la perspectiva de Jesús es lo que llamamos el Antiguo Testamento, porque no habían más Escrituras cuando dijo esto).  Cuídate de no ser un ignorante de la Palabra de Dios.

Finalmente la levadura de los saduceos incluye pensamientos incrédulos y declaraciones eminentemente racionales y legalistas, que anulan, suprimen o cuestionan las obras sobrenaturales de Dios.  Si no crees que Dios puede abrir el mar, sanar enfernos y levantar a los muertos, tu doctrina es levadura de saduceos.

Levadura de Herodes

Quizás para nosotros será más complicado resolver lo que significa la "levadura de Herodes", pero con un poco de investigación podremos resolverlo.
Herodes Antipas o Herodes el Tetrarca, era el hijo de Herodes I y de una samaritana llamada Maltace, una de las muchas mujeres que tuvo Herodes I, fue tetrarca de Perea y Galilea desde el años 4 a. C. hasta su muerte. Antipas no creía en la religión judía, pero sí fue muy supersticioso, y procuró, siguiendo el ejemplo de su padre, no airar mucho los ánimos de sus súbditos. En este sentido, procuraba externamente comportarse como un judío piadoso, acudiendo durante las fiestas de Pascua a Jerusalén (Lc 23:7), donde se alojaba en el antiguo palacio real de su padre, que los romanos no solían ocupar.
Herodes Antipas aparece en el Nuevo Testamento como el responsable de la ejecución de Juan el Bautista, a instigación de su esposa Herodías (Marcos 6:17–29, Mateo 14:3–12). En el Evangelio de Lucas, Jesús se presenta ante él y sufre sus burlas (Lucas 23:6–12)
Herodes, era un hombre despreciable y disoluto, se declaraba un judío saduceo, pero era idumeo, esto es, descendiente de Edom, quienes no eran Israelitas sino descendientes de Esaú.
Esaú fue el Primogénito de Isaac. Pero Esaú despreció su primogenitura al venderla por un guisado de lentejas (Gen. 25:34). Esaú se casó con hijas de Canaán (Gen. 28:6, 36:2), también con las hijas de Heth o Hititas (Gen. 26:34; 27:46; 36:2), las hijas de los Heveos (Gen. 36:2), y casándose entre sí con las Horeas (Gen. 36:19-21). Estos matrimonios fueron una «amargura de espíritu» para Isaac y Rebeca, los padres de Esaú (Gen. 26:35).
Esaú y los Edomitas habitaban en el Monte Seir (Gen. 36:8-9), el cual Dios le otorgó a Esaú como posesión (Deut. 2:5, Josué 24:4). En tiempos posteriores, esta tierra fue conocida como IDUMEA. Durante la época de Juan Hircano I (134-104 AEC), el sobrino de Judas Macabeo, los judíos enfrentaron nuevamente la hostilidad de los Idumeos. Hircano enfrentó a los Edomitas causando un decisivo cambio en la relación entre ambas facciones; Juan Hircano conquistó todo Edom y emprendió la conversión forzada de sus habitantes al Judaísmo. Desde entonces, los Edomitas se convirtieron en una parte de la población judía.
A partir de ese momento, los Edomitas fueron incorporados a la Nación Judía, y su país era llamado Idumea por los griegos y romanos. Pero las circunstancias favorecieron a la facción Edomita cuando Julio Cesar hizo de Antipater el Idumeo procurador de Judea en 47 a.C. Cuatro años después, cuando Antipater fue asesinado, su hijo Herodes I tomó el poder, pero fue rechazado por los habitantes de Judá. Luego, consiguió astutamente el apoyo de Roma. Regresó a Palestina con un ejército romano a sus pies, y después de un sitio de 6 meses, logró conquistar Jerusalén y convertirse en Rey de Judá en 37 a.C.
Es así como vemos que en años previos a Jesús, Judá era controlada por una facción Edomita, que usurpó el nombre judío, así como su tierra y herencia. Bajo Hircano I, los Edomitas fueron forzados a ser parte de la cultura de Judá. Pero Herodes I y su facción tomaron control de la cultura de Judá y el estilo de vida de sus habitantes.
Así que en primer lugar Herodes era un falso judío, lo que aclara frases de Jesús como “He aquí un verdadero Israelita, en el cual no hay engaño” (Jn. 1:47) o declaraciones como la de Pablo en Romanos 2: 28-29 “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.”, o en Apocalipsis 3:9 “He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.”
Entre la población judía se habían infiltrado edomitas, convertidos a la fuerza, pero que no amaban a Dios, se hacían pasar por judíos, pero tenían un pie en el templo de Jerusalén y otro con Roma y sus paganerías, lo que nos acerca a entender a qué se refería Jesús con que nos apartáramos de la “levadura de Herodes”.
La levadura de Herodes es el sincretismo religioso, esa mezcla de un poco de Biblia y mucho de religión pagana o local, Herodes no obedecía las leyes divinas, no era un hombre piadoso, por el contrario, era un sanguinario como su padre, adúltero, que se presentaba a la fiesta de Pascua fingiendo piedad, cuando su corazón no estaba convertido ni arrepentido al Dios vivo.

La levadura de Herodes, es en lo que se convirtió la religión cristiana, que se inclina por el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, pero no quiere dejar las fiestas de Roma y Babilonia, que consiente en celebrar lo que Dios aborrece, y no tiene problema en santificar días y fiestas a dioses paganos, a cultos a la muerte o incorporar elementos paganos como poner árboles en sus casas que son memorias del culto a Tamuz (Jer 10:3; Ez 8:4), o celebrar al Mesías judío, en el mismo día que celebraban los paganos al “sol invictus”, o pintar huevos que ponen conejos, como se hacía en el culto a Ishtar, o hacer fiesta el primero de enero como lo hacían los romanos en la fiesta al dios Janus, la levadura de Herodes no es sino otra forma de tradición, que pretende santificar lo pagano, que anula la instrucción de Dios y se convierte en sinagoga de Satanás.  
La maldad o el pecado, la Escritura lo define como: transgresión de la ley:
1 Jn. 3:4 “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.”
Así que la levadura de los fariseos, era la tradición que se impone sobre las instrucciones de Dios, mandamientos de hombres que traspasan las leyes y el yugo fácil de llevar de nuestro Dios, y la levadura de Herodes, es mezclar lo santo con lo pagano, pretender que con cristianizar o santificar lo inmundo podemos agradar a Dios.
Dt 12:2-5 »Cuando expulses a las naciones que viven allí, deberás destruir todos los lugares donde rinden culto a sus dioses —sobre las cimas de las montañas y de los cerros, y debajo de todo árbol frondoso—; 3 destruye sus altares y destroza sus columnas sagradas. ¡Quema los postes dedicados a la diosa Asera y derriba los ídolos tallados! ¡Borra por completo el nombre de sus dioses! 4 »No adores al Señor tu Dios de la manera en que esos pueblos paganos rinden culto a sus dioses. 5 Más bien, busca al Señor tu Dios en el lugar de adoración que él mismo elegirá entre todas las tribus, el lugar donde su nombre será honrado.
Dt. 12: 8 »Tu modelo de adoración tendrá que cambiar. Ahora cada uno hace lo que quiere 9 porque aún no has llegado al lugar de descanso, a la tierra que el Señor tu Dios te da como preciada posesión.
 La instrucción es la misma hoy, porque Dios no cambia:
Dt 12: 32 »Por lo tanto, asegúrate de obedecer todos los mandatos que te doy. No les agregues ni les quites nada.
Celebra la fiesta de Pascua, porque es una sombra de Cristo, pero hazlo sin levadura, de ninguna clase.

Escucha el sermón y disponte a vivir tu vida y celebrar la Fiesta de Pascua, sin levadura.




Para los babilonios el huevo era un símbolo sagrado de fertilidad. Estos creían en que un huevo de gran tamaño cayó desde el cielo al rió Eufrates. De este fue egendrada la diosa Astarté (Ishtar, Afrodita, Diana, etc). Por esto el huevo llegó a ser asociado con esta diosa. De Babilonia esta costumbre se regó por otros lugares. Los druidas portaban un huevo como emblema sagrado de su fe, en Roma la procesión de Ceres era precedida por un huevo. En China se utilizan huevos de colores en sus festividades sagradas. En el antiguo Egipto, el huevo era asociado con el sol, "huevo dorado". 

Después de sacrificar a los niños a Baal, se teñían con la sangre de los infantes huevos en honor al dios pagano



Hoy los niños juegan con estos huevos pintados de colores, sin saber que esto es parte de un culto pagano, 

El culto al árbol es tan antiguo como Babilonia, adoptado y adaptado por la mayoría de las culturas del mundo, y añadido a la tradición cristiana, sin considerar que Dios aborrece que imitemos a las otras naciones y sus prácticas idolátricas.

 Te invitamos a que investigues por ti mismo, la verdad nos hace libres.



martes, 21 de marzo de 2017

Como ladrón en la noche ¿Qué significa esta expresión profética?

La Escritura dice que el Señor regresará como ladrón en la noche:

2 Pe. 3:9-10 "El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas." 

1 Te. 5:1-2  "Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba. Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;"
La frase "ladrón en la noche" es un hebraísmo, que se refiere a la práctica mencionada en Levíticos 6: 
9-10 "Manda a Aarón y a sus hijos, y diles: Esta es la ley del holocausto: el holocausto estará sobre el fuego encendido sobre el altar toda la noche, hasta la mañana; el fuego del altar arderá en él. Y el sacerdote se pondrá su vestidura de lino, y vestirá calzoncillos de lino sobre su cuerpo; y cuando el fuego hubiere consumido el holocausto, apartará él las cenizas de sobre el altar, y las pondrá junto al altar."
Salmo 134:1 "Mirad, bendecid a Jehová, Vosotros todos los siervos de Jehová, Los que en la casa de Jehová estáis por las noches.
Está registrado históricamente que el capitán de la guardia del templo o el Sumo Sacerdote, realizaba la tarea de verificar que el sacerdote que cuidaba el fuego no se durmiera, ya que el fuego debía mantenerse encendido.

Los sacerdotes asignados a vigilar el fuego del altar y de la Menorá nunca debían quedarse dormidos durante su noche de servicio. Con el fin de asegurar que el sacerdote permaneciera despierto, el Sumo Sacerdote recorría el Templo en busca del sacerdote encargado. Si un sacerdote era encontrado durmiendo durante una visita sorpresa, el Sumo Sacerdote tomaba brasas del fuego del altar, colocaba algunas brasas en una cacerola de fuego y las llevaba al sacerdote durmiente. Luego colocaba suavemente la pala y las brasas bajo la ropa del sacerdote que no había podido velar esa noche.

Las prendas de ropa del sacerdote pronto se encendían en llamas. El sacerdote culpable no tendría más remedio que dejar su ropa ardiente y correr, sólo con su ropa interior, avergonzado a su casa. Fue esta práctica de visitas sorpresa que según la tradición judía, consiguió que el Sumo Sacerdote fuera apodado el "Ladrón en la Noche"

Mishná, Middoth i.2 Como se cita a continuación:
"El Capitán del Templo (el hombre del Monte del Templo) visitaba a cada guardia, y llevaba antorchas ardientes delante de él. Y todos los guardias que no se levantaban (o no estaban de pie), el Capitán del Templo decía: "Paz sea contigo". Si observaba que dormía, lo golpeaba con su palo, y tenía autoridad para quemar su vestido. Y ellos dijeron, "¿Qué es el ruido (voz) en la corte?" "Es el ruido de un levita que es golpeado, y sus vestidos se ponen en fuego, porque dormía sobre su reloj". El rabino Eliezer, hijo de Jacob, dijo: "En una ocasión encontraron al hermano de mi madre durmiendo, y quemaron su vestido".

Jesús usó esta ilustración cuando se refiere a su regreso:
Mateo 24:42-44 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.
Cuando nuestro Sumo Sacerdote venga como un ladrón en la noche, estaremos listos para encontrarlo. La llama y el celo en nuestros corazones arderán brillantemente, pero nuestras vestiduras blancas no serán quemadas. ¡No estaremos desnudos, ni avergonzados!

Por otro lado el Señor advierte que algunos serán avergonzados, porque no vivieron de acuerdo a lo que decían creer:
Apocalipsis 3:2-6 Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Todas las congregaciones del mundo dirán, "bueno, pero nosotros somos como los de Filadelfia", ¿en serio? Mejor sería examinarnos, porque lo mismo decían los de Sardis, Éfeso y Laodicea, y el Señor los encontró, dormidos, sin amor y tibios.

Escucha la advertencia, no te duermas, mantén el fuego encendido, vive haciendo la voluntad de Dios, porque la vida eterna es para los que perseveran hasta el fin, la salvación no es un evento, es un camino que hay que recorrer completo, no quieres ser sorprendido con la realidad de que no eras oveja, que te dormiste y ahora serás avergonzado:


Ap. 16:15 He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza.
Mateo 7:21 No todo el que me dice: ``Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Mateo 25:11-13 Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ``Señor, señor, ábrenos. Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.
Lucas 13:25 Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, y vosotros, estando fuera, comencéis a llamar a la puerta, diciendo: ``Señor, ábrenos, El respondiendo, os dirá: ``No sé de dónde sois.
Tito 1:16 Profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, siendo abominables y desobedientes e inútiles para cualquier obra buena.
1 Juan 2:4 El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él;

sábado, 4 de marzo de 2017

Por qué deberías dejar de llamar a otros fariseos

¿Quiénes eran los fariseos?

El término "fariseo" es lanzado con mucha facilidad en estos días. Como podrás imaginar, me acusan de ser un fariseo constantemente. No puedo decirte cuánto me duele esta palabra cuando otros descuidadamente la lanzan en mi dirección. Tampoco puedo dejar de preguntarme si aquellos que son tan aficionados a usar este insulto, realmente entienden las implicaciones históricas y espirituales de tal acusación.
Espero que esto te ayude pensar dos veces, antes de llamar a alguien un fariseo.

Los fariseos y saduceos Los fariseos y los saduceos eran dos de las principales sectas judías durante el tiempo de Jesús. Estaban atrapados en una batalla en curso, por el control del pueblo judío. Los saduceos defendían una interpretación estricta y literal de la Toráh (los primeros cinco libros de la Biblia). Ellos creían que la Toráh era la única porción de la Escritura con autoridad.
Los fariseos, por otra parte, eran el grupo más "progresista". Creían que la Toráh estaba abierta a la interpretación. Insistían en que la siempre creciente colección de tradiciones e interpretaciones de la Toráh eran tan autoritativas como la Toráh misma. Ellos creían que la interpretación y aplicación de la Ley debía ser flexible, para adaptarse a los tiempos y a las necesidades de la gente. Como puedes ver, es irónico que los cristianos acusen a sus hermanos más "conservadores" de ser "fariseos", cuando los fariseos eran realmente conocidos por ser bastante liberales en su enfoque de interpretación bíblica.

Los pecados de los fariseos Pero esta cuestión no es realmente un asunto de conservadurismo religioso Vs. liberalismo. Las implicaciones de llamar a alguien un fariseo son muy graves. Éstos son algunos de los pecados con los que Jesús acusó a los fariseos:
1. Los fariseos eran hipócritas (Mateo 23:1-12) La palabra "hipócrita" significa "un actor", como en una obra de teatro. Es alguien que es intencionalmente mentiroso acerca de quién es realmente y no practica lo que predica. Los fariseos estaban deliberadamente montando un espectáculo de piedad religiosa "para ser vistos por otros" (Mateo 23: 1-5).
Cuando usted acusa a alguien de ser un fariseo hipócrita, no sólo lo acusa de ser inconsistente. Usted lo está acusando de intencionalmente tratar de engañar a la gente. Es probable que algunos cristianos encajen en esta descripción, pero este sello no encaja con alguien que esté tratando sinceramente de vivir su vida para la gloria de Dios; Incluso si involuntariamente es inconsistentes a veces.
2. Los fariseos mantuvieron a las personas fuera del Reino (Mateo 23:13-15) Los fariseos controlaban y manipulaban a la gente a través de la intimidación. Ellos amenazaban a sus hermanos judíos que si seguían a Jesús, serían "sacados de la sinagoga" (Juan 9:22; 12:42). Cuando usted acusa a alguien de ser un fariseo, está insinuando que intenta controlar y manipular a otros para su propio beneficio. Peor aún, estás insinuando que está impidiendo que la gente se convierta en auténticos seguidores de Cristo.
3. Los fariseos crearon brechas legales (Mateo 23:16-22) Los fariseos interpretaban la ley de tal manera que pudieran hacer lo que querían hacer, al tiempo que restringían el comportamiento de los demás. A diferencia de los saduceos, que creían en tomar la ley en su valor nominal, los fariseos habían creado su propio conjunto de reglas que satisfacían sus intereses.
La mayoría de las personas piensa que el fariseo moderno es aquel que cree en seguir estrictamente toda la Escritura, y todo el consejo de Dios desde Génesis hasta Apocalipsis. Pero es al contrario, al menos en este sentido, el fariseo moderno es alguien que retuerce las Escrituras (2 Pedro 3:16) para hacerla decir lo que quiere que diga. Un fariseo moderno es aquel que usa la Escritura para crear lagunas para sí mismo y cuerdas para otros.
4. Los fariseos fueron negligentes en las cosas más importantes (Mateo 23:23-24) Los fariseos tenían una tendencia a seguir partes de la ley, mientras que completamente descuidaban otras. Jesús realmente los alabó por su obediencia, pero los reprendió por su negligencia. Y los asuntos que estaban descuidando eran en realidad las partes más importantes de la Ley. No se puede acusar a alguien de ser un fariseo simplemente porque es conservador al querer seguir las Escrituras. No se puede decir que una persona es farisea porque quiere estar en cada estudio bíblico y servicio de adoración. Sin embargo, una persona que insiste en estar en la iglesia cada vez que las puertas están abiertas, pero ignora los mandatos bíblicos de ser generoso, amoroso y alentador, es bastante similar (de esa manera) a los fariseos.
5. Los fariseos estaban llenos de avaricia y auto indulgencia (Mateo 23: 25-26) Las palabras más duras de Jesús para los fariseos no se debían a que ellos fueran la policía de la moralidad auto proclamada, sino por el hecho de que, mientras se auto justificaban, desempeñaban el papel de policía moral, en realidad vivían vidas inmorales.
Un cristiano que te amoneste en alguna cuestión moral o religiosa, no necesariamente se convierte en un fariseo (por supuesto, no necesariamente lo está haciendo de la manera correcta). Necesitamos entender que hay un lugar para la amonestación y corrección amorosa en la iglesia (1 Tesalonicenses 5:14; 2 Timoteo 3:16-17).
Una persona es farisea, no por su deseo de pureza en la iglesia - sino por el hecho de que está trayendo impureza en la iglesia, al tratar de mantener una fachada de pureza.
6. Los fariseos estaban espiritualmente muertos (Mateo 23: 27-28)
Jesús dijo, "como sepulcros blanqueados, ustedes fariseos, están llenos de huesos de muertos". No tenían vida espiritual. Ellos daban la impresión de amar a Dios y ser celosos de Su palabra, pero en realidad, sus corazones estaban lejos de Él (Mateo 15:8).
En este sentido, es una acusación extremadamente audaz decir que alguien es un fariseo. Decir que alguien está espiritualmente muerto, pero tratando de dar la impresión de vitalidad espiritual, es un cargo muy serio.
7. Mataron a Jesús (Mateo 23: 29-36)
La peor parte de los fariseos fue que lamentaban el hecho de que sus antepasados ​​habían asesinado a los profetas de la antigüedad, pero ellos mismos asesinarían al Mesías. Estos hombres estaban tan apagados, tan duros en su corazón, tan espiritualmente muertos, que podían observar los milagros de Jesús y afirmar que debían ser obra de demonios (Mateo 12:24). Estos hombres eran tan pecaminosos que exigieron que el Hijo de Dios fuera clavado en una cruz.
Declarar que un cristiano hoy deba ser puesto en la misma categoría de estos monstruos, no debe hacerse a la ligera, si es que no debería hacerse en lo absoluto.
¿Hay Fariseos modernos?
Si hay personas que pertenecen a esta categoría, las reconoceremos por su fruto (Mateo 12:33-37). Serán aquellos que intencionalmente tratan de engañar a las personas para que crean que son justas, cuando en realidad viven vidas inmorales secretas. Ellos usarán su influencia, no para la gloria de Dios, sino para su propia gloria y beneficio. Estos son el tipo de personas que usan la religión para controlar, manipular y llenar sus propios bolsillos.
¿Por qué etiquetas a las personas? La mayoría de las veces esta etiqueta es y disculpa la expresión "vomitada", no se usa con precisión. Se utiliza como una forma de rechazar a la persona. Se utiliza como una manera de excusarnos para no escuchar a aquellos con quienes no estamos de acuerdo. Si no estás de acuerdo con alguien sobre un asunto, estudia el problema y razona con la otra persona. No sea perezoso al clasificar y etiquetar a las personas.
A menos que sea obvio que una persona es un hipócrita, porque está viviendo una vida doble, ¿quién eres para calificarlo de fariseo hipócrita? Ciertamente, interpretar las Escrituras de manera más conservadora o literal que tú, no es razón para llamar a alguien fariseo. Como dije antes, los fariseos eran en realidad los progresistas de su época, no los conservadores.

Mateo 23:1-3 Entonces Jesús habló a la muchedumbre y a sus discípulos, diciendo: Los escribas y los fariseos se han sentado en la cátedra de Moisés. De modo que haced y observad todo lo que os digan; pero no hagáis conforme a sus obras, porque ellos dicen y no hacen.…


Y finalmente, cuando llamamos a alguien fariseo porque creemos que son inconsistentes y críticos, ¿no estamos siendo inconsistentes y críticos? Estamos siendo inconsistentes porque estamos diciendo que ellos no deben criticar, pero estamos criticándolos. Les estamos diciendo que no tienen derecho a juzgar, pero estamos encerrándolos con la gente que asesinó a Jesús. ¿Puedes ver el problema?

Son algunas cosas para pensar.

Te amo y Dios te ama,
Wess McAdams

Fuente original en Inglés:

Sean Santos porque yo soy Santo.

Ser santo para el Creador no es opcional Es importante definir palabras, de esta manera hay menor posibilidades de equivocarnos al interpr...