lunes, 3 de abril de 2017

La levadura de los Fariseos, Saduceos y la de Herodes

¿Qué es la levadura según nuestro Mesías?

En la fiesta de Pascua y Panes sin Levadura, el Señor instruyó a Israel a sacar la levadura de sus casas, previo a la fiesta, y luego la instrucción era comer panes sin levadura por 7 días (Lev 23).
Éxodo 12:15-16 "Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel. El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación; ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que preparéis lo que cada cual haya de comer."
La levadura o Jametz, en hebreo, es el proceso que hace fermentar a ciertos granos cuando se los mezcla con agua.
Los hijos de Israel la noche antes de salir de Egipto, tomaron la masa antes que se leudara, ya que saldrían de Egipto apresuradamente. No había tiempo para que la levadura hiciera efecto en la masa (Éxodo 12:34,39). Pero Dios siempre nos enseña algo en el plano físico para aplicarlo en el plano espiritual, como creyentes, debemos huir de los caminos y las filosofías del mundo que son contrarias a la Escritura. El Apóstol Pablo lo explicó así:
1 Cor. 5:7-8 "Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad".

Se acerca la fiesta de Pascua y hemos de celebrarla como un memorial, de nuestra salida de Egipto, de la esclavitud del pecado, a la libertad y vida por medio de Cristo, pero una de las instrucciones de la fiesta es sacar la levadura, ¿qué es la levadura espiritual? La respuesta simple es: la maldad.
Marcos 8:15 "Y él les mandó, diciendo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos, y de la levadura de Herodes."
Mateo 16: 5-12 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. 

Ahora Jesús además nos instruyó a evitar la levadura de los fariseos, de los saduceos y la de Herodes, ¿cuál es esta levadura?

Levadura de los Fariseos

La levadura de los fariseos, eran sus tradiciones y mandamientos de hombres que habían puesto por encima de los mandamientos de Dios, este es el contexto de esta instrucción (lee el capítulo 7 de Marcos:
Marcos 7:8-9 "Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición".
Ellos decían honrar a Dios, pero su corazón estaba lejos de Dios, estaban cómodos en su religión, llena de costumbres inventadas por los líderes religiosos, que ponían cargas pesadas sobre los hombres, y los alejaban de los mandamientos sencillos y fáciles de obedecer, en ninguna parte de la Biblia vas a encontrar un mandamiento que ordene lavarse las manos ceremonialmente antes de comer pan, o que no puedes cargar tu lecho en día de reposo, o sanar o hacer lodo en día de reposo, todos esos son mandamientos de hombres, no mandamientos de Dios.
1 Jn 5:3 "Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos."
Los fariseos además eran hipócritas, porque conociendo el mandamiento de Dios, no lo obedecían (Mt. 23:1-12) y estaban entre muchas cosas espiritualmente muertos (Mt. 23:27-28). Entonces la levadura de los fariseos, es añadir a la Palabra de Dios mandamientos y tradiciones de hombres, y ser solamente oidor de la Palabra, pero no hacedor de ella y esto es pecado o maldad porque la Palabra de Dios prohíbe añadir o quitar algo al mandamiento divino:
Dt. 4:2 “No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno”.

Levadura de los Saduceos

Mateo 16: 5-12 Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan.Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan. Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan? ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis? ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis?  ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.
Jesús llamó a sus discípulos también a guardarse de la levadura de los Saduceos, históricamente los saduceos eran la secta dominante en el tiempo de Jesús, eran la mayoría del Sanhedrín, y controlaban el templo, eran un grupo descendiente de los Macabeos, que había tomado a la fuerza el gobierno de Israel, eran aliados de los romanos, la élite política, económica y religiosa dominante. 

Para conocer la historia de los saduceos hay que retornarse al año 175 a.C. cuando Alejandro MAgno conquistó Judea esta quedó bajo el contro Helenístico, cuando los griegos pusieron una estatua de un dios griego en la ciudad de Modim, los Asmoneos se levantaron en armas, en una guerra que duró 33 años, y en el año 142 a.C. Judea se declaró independiente del poder griego, y rededicaron el templo de Jerusalén, lo que dio origen a la fiesta de las luces o Januka.

Los Asmoneos o Macabeos, entraron en Jerusalén y los sacerdotes del templo declararon, tenemos que buscar un rey de la casa de David, los Macabeos no eran descendientes de David, pero dijeron, "nosotros luchamos 33 años por el pueblo, ahora ¿no podemos reinar?", así que cambiaron el sacerdocio levítico e impusieron rey en Israel de su familia.  Este es el contexto histórico de esta secta, ahora entenderás por qué el sacerdocio estaba tan corrompido en el tiempo de Jesús, y por qué habían dos Sumos Sacerdotes ese año, cuando sólo puede haber uno.

Ahora, espiritualmente además de ser usurpadores y corruptos tenían otros problemas:
Mateo 16:1  "Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo".Mateo 16:4 "La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue". 
Los saduceos incrédulos demandaban señal, esto es maldad, porque los bienventurados son los que sin ver creen (Jn. 20:29). Cuídate de no estar esperando señales del cielo, de ser los que necesitan milagros para confiar, porque entonces la levadura de los saduceos corromperá tu alma.

Marcos 12:18-24 "Entonces vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, diciendo: Maestro, Moisés nos escribió que si el hermano de alguno muriere y dejare esposa, pero no dejare hijos, que su hermano se case con ella, y levante descendencia a su hermano. Hubo siete hermanos; el primero tomó esposa, y murió sin dejar descendencia.  Y el segundo se casó con ella, y murió, y tampoco dejó descendencia; y el tercero, de la misma manera. Y así los siete, y no dejaron descendencia; y después de todos murió también la mujer. En la resurrección, pues, cuando resuciten, ¿de cuál de ellos será ella mujer, ya que los siete la tuvieron por mujer? Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?" 
 La levadura de los saduceos incluye además ignorancia de las Escrituras (y eso desde la perspectiva de Jesús es lo que llamamos el Antiguo Testamento, porque no habían más Escrituras cuando dijo esto).  Cuídate de no ser un ignorante de la Palabra de Dios.

Finalmente la levadura de los saduceos incluye pensamientos incrédulos y declaraciones eminentemente racionales y legalistas, que anulan, suprimen o cuestionan las obras sobrenaturales de Dios.  Si no crees que Dios puede abrir el mar, sanar enfernos y levantar a los muertos, tu doctrina es levadura de saduceos.

Levadura de Herodes

Quizás para nosotros será más complicado resolver lo que significa la "levadura de Herodes", pero con un poco de investigación podremos resolverlo.
Herodes Antipas o Herodes el Tetrarca, era el hijo de Herodes I y de una samaritana llamada Maltace, una de las muchas mujeres que tuvo Herodes I, fue tetrarca de Perea y Galilea desde el años 4 a. C. hasta su muerte. Antipas no creía en la religión judía, pero sí fue muy supersticioso, y procuró, siguiendo el ejemplo de su padre, no airar mucho los ánimos de sus súbditos. En este sentido, procuraba externamente comportarse como un judío piadoso, acudiendo durante las fiestas de Pascua a Jerusalén (Lc 23:7), donde se alojaba en el antiguo palacio real de su padre, que los romanos no solían ocupar.
Herodes Antipas aparece en el Nuevo Testamento como el responsable de la ejecución de Juan el Bautista, a instigación de su esposa Herodías (Marcos 6:17–29, Mateo 14:3–12). En el Evangelio de Lucas, Jesús se presenta ante él y sufre sus burlas (Lucas 23:6–12)
Herodes, era un hombre despreciable y disoluto, se declaraba un judío saduceo, pero era idumeo, esto es, descendiente de Edom, quienes no eran Israelitas sino descendientes de Esaú.
Esaú fue el Primogénito de Isaac. Pero Esaú despreció su primogenitura al venderla por un guisado de lentejas (Gen. 25:34). Esaú se casó con hijas de Canaán (Gen. 28:6, 36:2), también con las hijas de Heth o Hititas (Gen. 26:34; 27:46; 36:2), las hijas de los Heveos (Gen. 36:2), y casándose entre sí con las Horeas (Gen. 36:19-21). Estos matrimonios fueron una «amargura de espíritu» para Isaac y Rebeca, los padres de Esaú (Gen. 26:35).
Esaú y los Edomitas habitaban en el Monte Seir (Gen. 36:8-9), el cual Dios le otorgó a Esaú como posesión (Deut. 2:5, Josué 24:4). En tiempos posteriores, esta tierra fue conocida como IDUMEA. Durante la época de Juan Hircano I (134-104 AEC), el sobrino de Judas Macabeo, los judíos enfrentaron nuevamente la hostilidad de los Idumeos. Hircano enfrentó a los Edomitas causando un decisivo cambio en la relación entre ambas facciones; Juan Hircano conquistó todo Edom y emprendió la conversión forzada de sus habitantes al Judaísmo. Desde entonces, los Edomitas se convirtieron en una parte de la población judía.
A partir de ese momento, los Edomitas fueron incorporados a la Nación Judía, y su país era llamado Idumea por los griegos y romanos. Pero las circunstancias favorecieron a la facción Edomita cuando Julio Cesar hizo de Antipater el Idumeo procurador de Judea en 47 a.C. Cuatro años después, cuando Antipater fue asesinado, su hijo Herodes I tomó el poder, pero fue rechazado por los habitantes de Judá. Luego, consiguió astutamente el apoyo de Roma. Regresó a Palestina con un ejército romano a sus pies, y después de un sitio de 6 meses, logró conquistar Jerusalén y convertirse en Rey de Judá en 37 a.C.
Es así como vemos que en años previos a Jesús, Judá era controlada por una facción Edomita, que usurpó el nombre judío, así como su tierra y herencia. Bajo Hircano I, los Edomitas fueron forzados a ser parte de la cultura de Judá. Pero Herodes I y su facción tomaron control de la cultura de Judá y el estilo de vida de sus habitantes.
Así que en primer lugar Herodes era un falso judío, lo que aclara frases de Jesús como “He aquí un verdadero Israelita, en el cual no hay engaño” (Jn. 1:47) o declaraciones como la de Pablo en Romanos 2: 28-29 “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.”, o en Apocalipsis 3:9 “He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.”
Entre la población judía se habían infiltrado edomitas, convertidos a la fuerza, pero que no amaban a Dios, se hacían pasar por judíos, pero tenían un pie en el templo de Jerusalén y otro con Roma y sus paganerías, lo que nos acerca a entender a qué se refería Jesús con que nos apartáramos de la “levadura de Herodes”.
La levadura de Herodes es el sincretismo religioso, esa mezcla de un poco de Biblia y mucho de religión pagana o local, Herodes no obedecía las leyes divinas, no era un hombre piadoso, por el contrario, era un sanguinario como su padre, adúltero, que se presentaba a la fiesta de Pascua fingiendo piedad, cuando su corazón no estaba convertido ni arrepentido al Dios vivo.

La levadura de Herodes, es en lo que se convirtió la religión cristiana, que se inclina por el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, pero no quiere dejar las fiestas de Roma y Babilonia, que consiente en celebrar lo que Dios aborrece, y no tiene problema en santificar días y fiestas a dioses paganos, a cultos a la muerte o incorporar elementos paganos como poner árboles en sus casas que son memorias del culto a Tamuz (Jer 10:3; Ez 8:4), o celebrar al Mesías judío, en el mismo día que celebraban los paganos al “sol invictus”, o pintar huevos que ponen conejos, como se hacía en el culto a Ishtar, o hacer fiesta el primero de enero como lo hacían los romanos en la fiesta al dios Janus, la levadura de Herodes no es sino otra forma de tradición, que pretende santificar lo pagano, que anula la instrucción de Dios y se convierte en sinagoga de Satanás.  
La maldad o el pecado, la Escritura lo define como: transgresión de la ley:
1 Jn. 3:4 “Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.”
Así que la levadura de los fariseos, era la tradición que se impone sobre las instrucciones de Dios, mandamientos de hombres que traspasan las leyes y el yugo fácil de llevar de nuestro Dios, y la levadura de Herodes, es mezclar lo santo con lo pagano, pretender que con cristianizar o santificar lo inmundo podemos agradar a Dios.
Dt 12:2-5 »Cuando expulses a las naciones que viven allí, deberás destruir todos los lugares donde rinden culto a sus dioses —sobre las cimas de las montañas y de los cerros, y debajo de todo árbol frondoso—; 3 destruye sus altares y destroza sus columnas sagradas. ¡Quema los postes dedicados a la diosa Asera y derriba los ídolos tallados! ¡Borra por completo el nombre de sus dioses! 4 »No adores al Señor tu Dios de la manera en que esos pueblos paganos rinden culto a sus dioses. 5 Más bien, busca al Señor tu Dios en el lugar de adoración que él mismo elegirá entre todas las tribus, el lugar donde su nombre será honrado.
Dt. 12: 8 »Tu modelo de adoración tendrá que cambiar. Ahora cada uno hace lo que quiere 9 porque aún no has llegado al lugar de descanso, a la tierra que el Señor tu Dios te da como preciada posesión.
 La instrucción es la misma hoy, porque Dios no cambia:
Dt 12: 32 »Por lo tanto, asegúrate de obedecer todos los mandatos que te doy. No les agregues ni les quites nada.
Celebra la fiesta de Pascua, porque es una sombra de Cristo, pero hazlo sin levadura, de ninguna clase.

Escucha el sermón y disponte a vivir tu vida y celebrar la Fiesta de Pascua, sin levadura.




Para los babilonios el huevo era un símbolo sagrado de fertilidad. Estos creían en que un huevo de gran tamaño cayó desde el cielo al rió Eufrates. De este fue egendrada la diosa Astarté (Ishtar, Afrodita, Diana, etc). Por esto el huevo llegó a ser asociado con esta diosa. De Babilonia esta costumbre se regó por otros lugares. Los druidas portaban un huevo como emblema sagrado de su fe, en Roma la procesión de Ceres era precedida por un huevo. En China se utilizan huevos de colores en sus festividades sagradas. En el antiguo Egipto, el huevo era asociado con el sol, "huevo dorado". 

Después de sacrificar a los niños a Baal, se teñían con la sangre de los infantes huevos en honor al dios pagano



Hoy los niños juegan con estos huevos pintados de colores, sin saber que esto es parte de un culto pagano, 

El culto al árbol es tan antiguo como Babilonia, adoptado y adaptado por la mayoría de las culturas del mundo, y añadido a la tradición cristiana, sin considerar que Dios aborrece que imitemos a las otras naciones y sus prácticas idolátricas.

 Te invitamos a que investigues por ti mismo, la verdad nos hace libres.



Sean Santos porque yo soy Santo.

Ser santo para el Creador no es opcional Es importante definir palabras, de esta manera hay menor posibilidades de equivocarnos al interpr...